Coronavirus: facultan a organizaciones de padres a comprar alimentos con recursos asignados

El gobierno impulsa un plan de reactivación económico y varias acciones para ayudar a las familias que permanecen en casa.

El ministerio de Educación acordó facultar a las Organizaciones de Padres de Familia (OPF) para que puedan adquirir alimentos no perecederos, durante el estado de Calamidad.

La medida es parte de las acciones del gobierno para frenar el impacto negativo de la suspesión de actividades y fue emitida con el acuerdo ministerial 825-2020 publicado en el Diario de Centro América.

Los productos deberán ser entregados sin preparación a los padres de familia o personas encargadas de los estudiantes de primaria y preprimaria.

En caso de los centros educativos que no cuenten con OPF, serán las direcciones departamentales las que comprarán y distribuirán los artículos.

El presidente Alejandro Giammattei aprobó la suspensión de clases en los centros educativos públicos y privados, donde hay cerca de 4.1 millones de estudiantes inscritos en los niveles de preprimaria hasta diversificado.

Unicef señaló que muchos niños dependen de la comida escolar gratuita para una nutrición saludable, y cuando las escuelas cierran, la nutrición se ve comprometida.

En Guatemala, la alimentación escolar es un beneficio que los estudiantes del sector público de preprimaria y primaria reciben en las aulas.

Son 2.5 millones de niños que durante esta cuarentena ya no tendrán ese plato de comida, que para muchos hogares de escasos recursos representa una ayuda para saciar el hambre de sus hijos.

Según el Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin), el ministerio de Educación tiene asignados Q1 mil 879 millones para el programa de apoyo para el consumo adecuado de alimentos para el periodo del 2020.