Las medicinas indispensables para viajes largos

Cuando se va de viaje hay algunos medicamentos que no deberían faltar en el equipaje para prevenir algún malestar o aliviar alguna dolencia. En esta nota le explicamos para qué sirve cada medicamento que debe ir en la maleta.

Para los viajes largos, una parte esencial del equipaje son las medicinas. Nunca sabemos en qué momentos podemos tener un accidente o una urgencia médica estando en otro país, sobre todo si vamos a permanecer durante mucho tiempo en alguna región alejada de las grandes ciudades.

Cada vez hay más aventureros que se embarcan en travesías de uno, dos o más meses dándole la vuelta al mundo para documentar sus experiencias. También están aquellos que, por razones de trabajo, deben trasladarse a otro país por varias semanas; o hay quienes tienen la suerte de poder disfrutar de largas vacaciones o de retiros en lugares remotos.

Sea cual sea su situación, es importante conocer con qué medicamentos puede contar en caso de alguna emergencia, ya que estando fuera no siempre es fácil conseguir la medicina, en especial cuando hay barreras de idioma o la única farmacia queda a decenas de kilómetros de distancia.

También deben considerarse otros factores como posibles gastos médicos y hospitalizaciones, las vacunas que se solicitan para ingresar a algunos países, y las restricciones de ingreso de medicamentos en ciertas fronteras.

Lo que dicen los médicos

Los expertos en medicina recomiendan, primero que todo, llevar un seguro de viaje para cubrir cualquier emergencia y estadía en hospitales, cirugías, ambulancia aérea e incluso la repatriación.

“Sugiero tener a mano el número del seguro médico”, dice la doctora Iris Cazali, quien explica que es indispensable también consultar al médico de familia en cuanto a la situación sanitaria y las medidas necesarias respecto del lugar que se visitará. “Por ejemplo, preguntar acerca de profilaxis (medicina preventiva) y vacunas”. Para ello, puede contactarse primero a la embajada del país o los países destino para que le proporcionen webs médicas.

“Se recomienda llevar información sobre grupo y tipo de sangre en caso de emergencia y si es alérgico a algún medicamento”, agrega Cazali. Para ello, son muy útiles los cuadernos o accesorios para maletas en los que se pueden ingresar datos personales entre los cuales figura este tipo de información.

Nunca se sabe en qué momento podría necesitar algún medicamento de urgencia. Por eso, se recomienda llevar en la mochila todas las pastillas.

El médico Edy Tobar concuerda con Cazali en cuanto a conocer la endemia del país al que se viaje, es decir, las enfermedades más comunes.

“Algunas fronteras tienen restricciones de medicamentos, sobre todo en la cantidad. Generalmente solo dan oportunidad de llevar medicinas hasta para tres meses”, dice el experto, por lo que coincide en la importancia de consultar primero en embajadas o sitios de internet oficiales.

Otro punto a tomar en cuenta es el de las enfermedades crónicas. “Los que toman medicamentos para diabetes o hipertensión, por ejemplo, deben llevar suficiente para todo el viaje y en el bolso de mano unas dosis extra”, recomienda Tobar. “Si es muy extenso, pueden llevar las recetas de sus medicamentos o averiguar cómo se llaman los equivalentes en ese país, y prepararse”.

De acuerdo con Cazali, también hay que considerar que en muchos países no se venden medicamentos libremente. “En caso de tomarlos de forma crónica, es aconsejable llevar suficiente reserva de la medicación en la caja original acompañada por la prescripción médica. Esto ayudará en caso necesite más medicamento en el país que visite, ya que no todos tienen la misma marca o nombre”, dice la doctora.

¿Qué se puede llevar?

Cada país tiene sus reglas sobre medicamentos y qué se puede ingresar a través de aeropuertos y otros puntos, lo cual genera muchas dudas y confusión; sin embargo, es más simple de lo que parece.

Jorge Samayoa, quien además de ser gerente de la agencia de viajes Home Express Travel ha recorrido varios países en distintas regiones del mundo, dice que, en general, a nadie se le puede impedir el ingreso de medicamentos a cualquier lugar.

“Lo que sí pueden poner es un requisito, de llevar un certificado médico. Esto sucede cuando se va a llevar algo que tiene alto contenido de droga. Cuando es así, la aerolínea es la que lo indica, en base a regulaciones del país”, explica.

Para salir de dudas, lo recomendable es consultar con tiempo a la aerolínea o a la agencia de viajes. “Se les puede preguntar con qué medicinas necesitan prescripción, y qué cantidad máxima permiten de cada medicamento”, agrega.

Tanto Samayoa como los médicos consultados coinciden en que ahora se está solicitando, para ingresar a varios países, la vacuna contra el sarampión; y en muchos otros lugares también se pide tener la vacuna contra la fiebre amarilla. Esto se puede consultar en internet en las páginas oficiales de cada país.

¿Ya sabe todo acerca de cada medicamento que llevará? Recuerde llevar consigo también el papelito de las indicaciones.

Medicamentos que no pueden faltar

A continuación, los medicamentos que, de acuerdo con Cazali y Tobar, todo viajero debe llevar si va a estar durante mucho tiempo en uno o varios países.

Los expertos hacen hincapié en que, además, debe consultarse antes con el médico familiar para su situación específica, sobre todo si se padece de alguna enfermedad crónica o se es alérgico a determinadas sustancias.

Considere además llevar consigo todas las indicaciones de los medicamentos, o tenerlas a mano en su versión digital (escaneada u obtenida de la página oficial del fabricante), para conocer la dosis exacta para usted.

No se brindan nombres de marcas, sino el tipo de medicamento. Para obtener una recomendación específica, consúltele a su médico o pregunte en la farmacia.

  • Antidiarréico. El nombre lo dice todo. Es bueno tener siempre uno a mano en caso de que le de la llamada “diarrea de viajero”, algo que suele suceder en países donde hay bajos niveles de sanidad pública.
  • Antigripal. Hay que aclarar que estos no quitan la gripe o el resfriado, ya que de eso se encarga el cuerpo con sus defensas; sin embargo, proporcionan alivio para algunos de los síntomas más molestos.
  • Laxante leve. Muchas personas padecen de estreñimiento cuando salen por largo tiempo de sus hogares; para ello, un laxante leve es de gran ayuda. Lo ideal, de acuerdo con los expertos en salud, siempre es tomar abundante agua y comer alimentos ricos en fibra, para evitar el estreñimiento de manera natural.
  • Antiinflamatorio. “Tipo dexketoprofeno o ibuprofeno, para quitar el dolor”, dice la doctora Iris Cazali. Es importante verificar cuánto es el máximo de dosis diaria según su peso o edad.
  • Acetaminofén. “Para quitar la fiebre”, comenta Cazali.
  • Antialérgico. La recomendación de Cazali es uno con desloratadina. Este tipo de medicamento ayuda a controlar las alergias y sus síntomas, y no causa somnolencia.
  • Medicina para el mareo. Útil, sobre todo, para aquellos que viajarán en altamar, donde el movimiento de los barcos suele causar náuseas a los primerizos en ese tipo de travesías.
  • Crema o ungüento con hidrocortisona. Esta sirve para aliviar la inflamación y prevenir reacciones alérgicas. Puede usarse para ayudar a la piel a sanar después de una quemadura.
  • Crema o ungüento con antimicrobianos. Necesaria para combatir el crecimiento de bacterias u hongos en la piel. Es importante que el viajero también prevenga este tipo de contagios procurando dormir en hoteles u hostales donde haya un adecuado higiene.
  • Sal de uvas. “Para las indigestiones, cuando el exceso de la comida es un factor”, dice el doctor Edy Tobar.
  • Cazali resalta, además, que es “importante que contar con el esquema completo de vacunas; en este momento es particularmente crítico la influenza y el sarampión-paperas”.