Receta de sopa de cebolla y ajo para aumentar las defensas

La combinación de la cebolla y el ajo constituye un remedio natural potente para la prevención de algunas enfermedades.

La cebolla y el ajo son alimentos que se caracterizan por tener muchas vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, tienen propiedades antibióticas que ayudan a prevenir y combatir distintas infecciones.

Este método se ha popularizado para combatir algunas patologías como la gripe.

Ingredientes

Cebollas

Zanahoria

Ajo

Nabo blanco pequeño

Caldo vegetal (570 ml)

Una pizca de mostaza en polvo

Laurel

Aceite de oliva (30 ml)

Pimienta

Sal

Preparación

En primer lugar, corta 3 cebollas finamente en tiras finas o juliana. Pela 2 dientes de ajo y machácalos un poco con un mortero.

Luego, lava la zanahoria, pélala y córtala en trozos. Realiza el mismo procedimiento con el nabo blanco. En una cacerola, calienta un poco de aceite a temperatura baja y añade las cebollas, la zanahoria, el ajo y el nabo blanco cortados.

Deja la verdura cocinándose a fuego lento, para que se dore poco a poco. Añade un poco de sal y pimienta. Pasados unos minutos, pon la hoja de laurel, la mostaza y el caldo vegetal.

Remover bien, de manera que todos los ingredientes se vayan mezclando. Deja hervir a fuego lento durante 20 minutos, con la olla tapada. De esta forma, los aromas y propiedades se concentrarán.

Una vez finalizado el proceso, retirar la hoja de laurel. También se puede retirar la zanahoria o dejarla en la presentación final, según el gusto.